Lunes - Viernes: 9.00-12.00 / 14.00 -18.00

Rosado Amerigo Vespucci

Rosado Amerigo Vespucci

Estás en un restaurante a punto de decirle al mesero el tipo de vino que quieres para acompañar tu cena.  Es blanco o tinto, ¿cierto?  ¿Crees que esas son tus únicas opciones? Qué tal si te detienes un momento a leer este artículo y te informas un poco acerca de este antiguo desconocido rosa, que quizás pueda sorprenderte muy gratamente si le dás la oportunidad.

Se trata del vino rosado. Sí, ya sé lo que estás pensando: seguro recordaste el cumpleaños de algún familiar o el brindis de aquella amiga quinceañera. Si eres hombre, es poco probable que se te ocurra pedir algo color rosa y jamás se te ha pasado por la mente beber este vino en un caluroso día de verano con amigos, en la terraza de tu casa disfrutando de un hermoso atardecer o en compañía del plato gourmet que puedes estar punto de saborear.

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

HABLEMOS DEL ROSADO:

Este vino se obtiene de la uvas tintas (en el caso del Villa Mura Rosé  Amerigo Vespucci serían las variedades de uva Corvina Veronese, Rondinella y Molinara). El proceso lo podemos resumir más o menos así:

proceso-del-vino

proceso-del-vino

  • Selección de la uva en un punto de maduración óptimo.

 

  • Desgranado del racimo.

 

  • Ruptura de la cáscara de la uva aplicando presión suave para obtener el jugo.

 

  • Almacenamiento del jugo en los tanques.

 

  • Maceración del mosto: cáscara, semilla, pulpa y jugo, entre 6 y 48 horas de reposo dependiendo de la intensidad de color y sabor que se quiera lograr.

 

 

Este proceso busca diluir los antocianos  que se encuentran en la cáscara de la fruta, que son los que le dan el color al vino. Mientras más tiempo la cáscara de la uva esté en contacto con el jugo, habrá más presencia de taninos en la bebida, eso significa un color y sabor más robustos, como el caso de los vinos tintos, que se maceran por un mes e incluso más.

 

 

 

 

Los vinos rosados se fermentan a una temperatura baja entre 11° y 13° y no se someten a barrica, lo que nos dá como resultado, un vino con sabor fresco, buena acidéz, aroma y sabor frutal. El resultado de un buen proceso de elaboración puede ser un rosado tan competitivo en calidad, como los mejores tintos y blancos del mercado. Aunque hasta ahora ha sido una variedad de vino un tanto subestimada, la popularidad del rosado viene en aumento en los últimos años, poniéndose de moda entre las nuevas generaciones de amantes del vino. Así que la próxima vez que desees combinar un almuerzo con un trago ligero, refrescante y suave, recuerda nuestro vino rosado, atrévete y disfruta.

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Para conocer las características de un buen rosado y su maridaje, no te pierdas nuestro próximo artículo, pero si aún prefieres la compañía de un vino tinto te recomiendo leer Características de los vinos italianos: Chianti

X